Condiciones generales de venta

Condiciones generales de venta son otro de los textos informativos de obligada información al usuario de una página de comercio electrónico. Se enmarca dentro de los deberes de información previa al negocio jurídico de compraventa que se realiza cuando un comprador, adquiere alguno de los productos que se venden en la página.

Desde este blog, aconsejamos también tener un contrato de compraventa que bien se remite por correo electrónico al comprador (una posibilidad es habilitar un link para descargarlo) o bien se le permite su acceso desde su cuenta de usuario.
La disponibilidad de productos y los precios de los mismos que aparecen en la página web, debe ser clara y no generar confusión, y el usuario debe conocer también la política de stock del vendedor. Con ello se evitan muchos problemas relativos a una posible falta de disponibilidad del producto adquirido en el momento de la compra.

También debe quedar claro si los gastos de envío están incluidos en el precio de adquisición, si se pagará a portes debidos, o quien es el responsable de pagar en su caso, de los posibles gastos de exportación y/o importación de los productos adquiridos, al país del comprador.

En cuanto al pago del producto adquirido, deben indicarse todas las formas que se facilitan al comprador, y como ya decíamos en anterior post, hacer entrega de la correspondiente factura al cliente de forma digital mediante el envío por email y en el momento de entrega del pedido.

No olvidar mencionar los derechos de cancelación de pedidos y devolución de productos, derechos también comentados con anterioridad en este blog. Debe por tanto, ponerse a disposición del comprador un teléfono de contacto y una dirección de correo electrónico para el ejercicio de estos, -y todos los demás- derechosm de los consumidores.

Y en lo relativo a la seguridad y confidencialidad de la compraventa, remitirse a lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, pues en el momento en que un cliente realiza un pedido, sus datos personales, domiciliarios y los relativos a su forma de pago, son incorporados a la base de datos, y por tanto se les debe dar el mismo tratamiento que a los datos que el usuario haya facilitado por otras causas, como por ejemplo las de recibir publicidad comercial o promocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *