Facturación electronica

Facturación electronica

En la página del Ministerio de Economía y Hacienda se puede encontrar toda la información relativa al proceso de facturación electrónica, proceso que en síntesis tiene las siguientes características relevantes:

Para emitir e-Factura se necesita un formato electrónico de factura de mayor o menor complejidad, se debe transmitir telemáticamente, y este formato electrónico y transmisión telemática deben garantizar su integridad y autenticidad a través de una firma electrónica reconocida. La firma electrónica se basa en un certificado reconocido y seguro, que por un lado permite la comprobación de la identidad del firmante, y que de otro, garantiza una seguridad razonable para los datos o el documento que se firma. Y como ya venimos señalando reiteradamente, el consentimiento se constituye una vez más como piedra angular de la validez de la facturación electrónica.

La Orden Ministerial 962/2007, de 10 de abril, es la que desarrolla y regula determinadas disposiciones sobre facturación telemática y conservación electrónica de facturas contenidas en el Real Decreto 1496/2003, que es el Reglamento de Facturación. Establece los contenidos obligatorios mínimos requeridos de la e-Factura, la obligación de entregar y conservar tanto las facturas expedidas como las recibidas, exige su contabilización y anotación en registros de Impuesto de Valor Añadido, y exige que pueda descargarse en línea e imprimirse. Pero la verdadera novedad con respecto al tradicional proceso de facturación en papel que contiene este Reglamento es que el proceso de facturación electrónica se puede subcontratar a un tercero, obviamente sin perder ni diferir responsabilidad, existiendo en la actualidad muchas empresas que ofrecen este servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *