La influencia de Pinterest en el e-commerce.

Que, para sorpresa de todo el mundo, Pinterest se ha convertido en la red social más efectiva para el comercio electrónico, lo demuestra el hecho que alrededor del 60% de usuarios de dicha plataforma ha adquirido un producto visto anteriormente en Pinterest.
Y no solamente el usuario de Pinterest supera en porcentaje de compra final a los de Facebook o Twitter, sigue 9,3 tiendas de media frente a las 6,9 de Facebook, sino que también los supera en importe medio gastado, de 135€-105€ a 60€-45€.

Nacida en 2010, esta plataforma consta ya con más de 70 millones de usuarios, convirtiéndola en la tercera red social más importante.
Para los comerciantes, se ha convertido en una herramienta muy útil, gracias a la potencia visual de la plataforma. Si a ello le añadimos que las últimas actualizaciones nos permiten incluir textos en las imágenes, (por ejemplo precios), nos daremos cuenta que en poco tiempo puede convertirse en la plataforma de referencia donde los usuarios busquen los productos que necesiten.

Como plataforma social, Pinterest ya tiene la capacidad de atraer nuevos clientes, aumentar la notoriedad de nuestra marca, así como generar engagment. Pero además, en lo que Pinterest destaca, es que el tráfico que genera es de más calidad que el de las otras redes sociales.
Otro punto a favor de Pinterest es que el 70% de sus seguidores lo utilizan para orientarse e informarse a la hora de decidir una compra.
Con todos estos datos, podemos llegar a la conclusión que Pinterest, además de ser una plataforma con mucho potencial para el comercio electrónico, es la plataforma ideal donde lanzar nuestras campañas de marketing online.

Errores que debemos evitar en nuestra tienda online.

Si bien el marketing nos enseña a que herramientas, tácticas y medios debemos utilizar para llegar a nuestro público objetivo, igual de útil nos será saber lo que no debemos hacer.
Con ese objetivo colgamos este post, donde expondremos los errores más comunes que se cometen en las tiendas online, y así intentar evitarlos.

Como veréis, la mayoría de errores que usualmente se cometen, en un negocio convencional serían impensables, pero aunque parezca mentira, y más aún cuando sabemos que las ventas online crecen de año en año exponencialmente, estos errores se repiten en muchísimas ocasiones.

Poca comunicación con el usuario. Las redes sociales están pensadas para comunicarnos y no tiene ninguna lógica hacer rellenar formularios, comentarios y cuestionarios a nuestros clientes y que estos no reciban una respuesta o feedback con rapidez. Cuanto más tiempo dediquemos a nuestros clientes más se verá recompensado nuestro esfuerzo.

Datos de envío poco claros. A todos os habrá pasado que después de un pesado proceso para comprar cualquier producto, en el último paso, se os informa que ese producto pasa a costar 5€, 10€ o 20€ más. Este es uno de los principales motivos por los que la gente deja sus compras por finalizar.

Poca claridad e información del producto. Sin agobiar al cliente con datos técnicos inútiles, la falta de información y, sobre todo, la poca información en imágenes, ya sean fotografías o videos, del producto en cuestión, es el mayor motivo de devolución de este. El cliente se forma una imagen del producto que no se corresponde a la que tiene delante al recibir el envío.

No enlazar productos. Debemos dar la posibilidad en todo momento de relacionar la compra corriente con la de otros productos relacionados. Si queremos dar imagen de profesionalidad, dicho ofrecimiento no debe ser automático sino analizado y pensado. El cliente debe sentir que le estamos proporcionando un servicio no que intentamos ‘colarle’ otro producto.

No tener la opción de compra sin registro. Aunque nuestro objetivo es que se registren en nuestra web, debemos dar la opción de hacerlo sin registrarse. Con ello captaremos a clientes reacios al registro y a compras compulsivas, ya que el proceso será mucho más ágil.

No disponer de un buen localizador de productos. Nuestros clientes deben poder localizar el producto que buscan de forma rápida, sencilla y efectiva. Para ello debemos disponer de un buscador, y que este, a su vez, funcione correctamente.

Dar la sensación de opacidad. ¿Por qué esconder o directamente no facilitar nuestra dirección de contacto, si disponemos de ella?. Cuanta más sensación de confianza y seguridad perciban nuestros clientes, más conversiones en compras obtendremos.

Ofrecer las mismas tarifas que en tiendas físicas. Los clientes no entenderán que ofrezcamos lo mismo en nuestra tienda online que en nuestra tienda física. Si disponemos de tienda online es para diferenciarnos y proporcionar cosas diferentes.

Proporcionar información engañosa. Debemos vender lo que ofrecemos, no cosas que se parecen, que las sustituyen o sucedáneos. La fiabilidad y confianza es nuestra gran arma para convencer a nuestros clientes. Y un cliente convencido es una mini campaña de marketing gratuita.

Hacia donde va el Marketing de Contenidos.

Los que nos seguís en este blog, sabéis nuestra apuesta firme por el Marketing de contenidos frente al, para nosotros pasado de moda, marketing tradicional o más intrusivo.
Hemos utilizado la palabra moda ex profeso, ya que, si bien detrás del marketing hay un trabajo de intentar entender porque, como, cuando,…captamos a nuestros clientes, tenemos que tener claro que dentro del marketing existen ciertas modas.

Dado que marketing de contenidos es el que está ahora mismo en boga, y que esta moda no es caprichosa; porque si, sino una constatación de la obtención de mejores resultados cuando se emplea, desde aquí intentaremos anticiparnos e intuir hacia donde se dirige el mismo.

Auge imparable de los enlaces y compartir en las redes sociales. Si bien a las empresas les está costando encontrar la capacidad de influenciar en las redes sociales, (nos hemos referido a ello en anteriores posts), lo que cada vez está aportando más valor a un producto es el número de veces que ha sido compartido o mencionado por otros usuarios en las redes. Pongamos un ejemplo cada vez nos fiamos más de unos comentarios positivos de unos clientes satisfechos de un restaurante en la red, que no de un reseña en un periódico hecha por un crítico gastronómico.

Cada vez nos gusta más la simplicidad. Mensajes sencillos, nada agresivos, mostrando claramente lo que vendemos sin la necesidad de recordar constantemente que somos los mejores. Intentar hacer la vida de nuestros consumidores más fácil, así como su experiencia de compra con nosotros.

Adaptar nuestros contenidos a móviles y a tablets. El crecimiento del consumo de páginas web en estos dispositivos está creciendo de forma exponencial, y más que lo hará con las nuevas tecnologías en comunicaciones, por ejemplo el 4G. Por lo tanto, no poder ser visibles en estos aparatos nos hará alejarnos de posibles usuarios.

Una imagen vale más que mil palabras. Esta frase oída hasta la saciedad, cobra de nuevo sentido cuando constatamos que redes como Pinterest o Buzzfeed, ricas en imágenes y gráficos, han tenido un crecimiento mayúsculo.

En cualquier caso, exponiendo hacia donde creemos que tiende el marketing de contenidos, os repetimos que debéis actualizar, fidelizar y en la medida de lo posible innovar. No hay nada que sirva para todo el mundo, y es nuestra tarea averiguar cuales son las acciones que nos reportan mayor tráfico.

Marketing para todos

Marketing para todos con Inbound Marketing es una manera distinta de atraer a nuestro público objetivo con un presupuesto escaso, esto no quiere decir que sólo lo usen las pequeñas empresas, hoy en día la mayoría de grandes corporaciones usan diferentes canales para atraer al público objetivo y una de ellas es el Marketing de atracción. Esta manera de promocionar las empresas está al alcance de cualquier Pyme o autónomo con suficientes conocimientos de sus clientes, su mercado y las redes sociales, la mejor manera de acompañar a este canal es con un Blog en el que difundir los conocimientos y experiencias.

El Marketing de atracción nos puede servir para todos los mercados, contenidos y diferentes objetivos, pero vamos a poner como ejemplo una e-commerce que distribuye un reloj el cual tiene mucha competencia o simplemente no estamos bien posicionados en los buscadores, en la propia tienda tiene una ficha de producto como tantas puede haber en la red, pero tenemos un blog donde escribiremos datos relevantes e interesantes como por ejemplo: cuando y quién invento el reloj, características de diferentes tipos de reloj, etc. Con esto tenemos más posibilidades que nos encuentren a través de los buscadores y que acaben en nuestra tienda.

En este post vamos ha hacer referencia a una obra que nos gusto hace tiempo y gracias a Webpositer nos la ha hecho recordar y ayudará a todos los que os estáis iniciando en el apasionante mundo del Marketing “Marketing de atracción 2.0” en esta obra de Oscar Del Santo y Daniel Alvarez nos explican muy bien lo que podemos llamar como Inbound Marketing.

Las estrategias cambian con el tiempo, desde Mithosis ya hemos hablado en varias ocasiones de los beneficios que aportamos a nuestros lectores con contenidos de calidad y en este Ebook hablan de que es el cliente quien nos encuentra, atraído por contenidos interesantes y difundidos a través de las redes sociales sin la necesidad de grandes inversiones económicas, la única inversión que necesitas son tus conocimientos de tu mercado/producto y tu valioso tiempo.

Y como bien dicen en su introducción, los clientes no se compran, se ganan.

Esto es algo que los integrantes de Mithosis ya conocemos hace tiempo, gracias al estudio y experiencia acumulados a lo largo de nuestras carreras con nuestras respectivas empresas, no hay nada más gratificante que un lector o cliente satisfecho, personalmente para mí cuando recibo la felicitación de un cliente es una sensación de plenitud y me motiva para seguir mejorando.

No me voy a extender mucho más en este post en relación al Inbound Marketing, pues Oscar y Daniel nos lo explican perfectamente, sólo os pongo los 4 puntos en que se hace referencia al Inbound Marketing o como ellos llaman Marketing de atracción 2.0.

1 – Creación de contenidos de calidad enfocados a tu público objetivo. Para crear buenos contenidos es esencial conocer a nuestro público y nuestra capacidad para atraer su atención.

2 – Estudio de palabras clave con herramientas adecuadas y su perfecta incorporación a nuestros textos y títulos.

3 – Difusión y creación de comunidades interesadas por nuestros productos o contenidos en las redes sociales.

4 – Análisis de la conversión y resultados de nuestra promoción.

En este enlace podéis descargar el Ebook gratuito que os hará ver el Marketing desde otro punto de vista al habitual.
http://www.bubok.es/libros/211428/Marketing-de-Atraccion-20

Content Marketing para Pymes.

Desde aquí hemos comentado varias veces la importancia de tener unos buenos contenidos. Llamativos, interesantes, renovados, que sumen a nuestra marca,…pero como también se ha comentado en este blog, hemos de ser creativos para que dar esos contenidos no sea un agujero donde tirar recursos económicos y de tiempo.
A veces, se malinterpreta esta premisa y malgastamos los recursos disponibles en contenidos que no necesitamos o que nos vienen, como Pymes, grandes. Por ejemplo, gastar todos los medios de los que disponemos en una gran infografía o en una bonita melodía que acompaña nuestra experiencia en la web, no nos permitirá usarlos en otros puntos igualmente necesarios.

Debemos ampliar la visión de lo que es Content Marketing y tener claro que todo lo que concierne a nuestra Pyme lo es. Desde nuestro logo a nuestra atención al cliente. De nuestros productos a la decoración de nuestro local.

Pongamos un ejemplo. Tenemos un negocio de estética y bronceado y disponemos de una web donde nuestros posibles clientes pueden visitar virtualmente nuestro local, conoce a nuestro personal, puede reservar horas y resolver cualquier duda que tenga. Nuestras cuentas de Twitter y Facebook informan de todas las novedades y promociones que decidimos sacar al mercado.

Llegados a este punto, todos sabremos dotar mas o menos, de buenos contenidos nuestras páginas web, pero no debemos pararnos aquí. Content Marketing también es la primera sensación que recibe el cliente al pisar nuestro local, la ropa que llevan nuestros empleados, la manera en la que les vendemos los productos, como integramos tecnología a la experiencia del cliente (por ejemplo un código QR al lado de la cabina de bronceado que nos permita descargarnos una música relajante mientras nos bronceamos), como nos dirigimos a nuestros clientes, etc.

Es muy importante tener esta visión global del Content Marketing para nuestra Pyme, ya que a pequeña escala es lo mismo que hacen las grandes compañías. Si piensas en McDonald’s, Zara, El Corte Inglés,…verás que cada una de ellas te ofrece una experiencia única y particular que relacionas automáticamente con esa marca. Todo es Content Marketing, por lo tanto todo debe formar parte de una misma experiencia.

La importancia de los contenidos.

Según los últimos estudios, aproximadamente el 80% de los contenidos de una web no son útiles. Aunque nos esforcemos en actualizar nuestra página e intentar dotarla de contenidos interesantes, parece ser que como mucho, el 20% del contenido de la página genera el 90% de nuestro tráfico. Este es realmente un dato descorazonador.
Lejos de desanimarnos, debemos tener claro que a pesar de estos datos, el Marketing de contenidos, continua siendo la mejor manera de comunicar y fidelizar que dispone nuestra empresa. Debemos ser realistas y aunque no sea la solución para todo, debemos continuar trabajando en esos contenidos, ya que lo que seguro no quiere la gente de una página web es que sea un simple tablón de anuncios y/o comunicados de nuestra empresa.
Debemos huir del autobombo y la propaganda, de la venta directa y el acoso, para buscar una relación con el cliente a través de la atracción y la comunicación. Para ello, además de dotar a nuestra página de contenido será igual de importante la forma en la que lo hacemos.
Nuestro consejo seria, ante todo, saber si tenemos algo que decir. Llenar una página de contenidos porque sí, no es nunca una buena idea. Una vez sé que quiero decir, debemos plantearnos si es algo que tiene un valor añadido para nuestros usuarios. No necesitamos una página llena de información que no va a interesar a nadie. A partir de aquí, y a base de experiencia, poco a poco debemos cribar cuales son los contenidos que mejor funcionan, los mejores canales para distribuir cada uno ellos, cual es el mejor momento para que estos salgan a la luz, es decir, seguir una estrategia y una planificación. Esto nos evitará malgastar recursos y tiempo, del los cuales en la mayoría de casos, no nos sobran.
Una última cosa que debemos tener en cuenta y que a veces se nos olvida, es que no necesariamente coinciden los contenidos que nuestra empresa quiere comunicar, con los que nuestro usuario quiere conocer. Debemos dedicar cierto tiempo a conocer a nuestros usuarios, saber lo que esperan, sus hábitos, que es lo que les gusta de la competencia, etc.
En resumen, antes de publicar cualquier cosa o escribirla en nuestro blog, mantengámonos al día, sepamos cuales son las tendencias, hacia donde nos dirigen nuestros usuarios y el mercado potencial, sino como hemos dicho antes, estaremos malgastando tiempo y recursos.

Las PYMES y las redes sociales

Además de tener una página web moderna y actualizada, las empresas deben tener cada vez más presencia en las redes sociales. Según los datos recogidos por MarketMeSuite, el 84% de las Pymes ya las utiliza para captar clientes y el 80% tiene asumido que debe dedicarle más tiempo.
Si preguntamos a las Pymes porque utilizan estos canales, nos dirán que es una vía para conectar con los clientes (84%), es donde encuentran a su público objetivo (62%), es donde los clientes esperan encontrarlos (56%) y son una herramienta para la conversación (53%).
Los beneficios para una Pyme, son difíciles de cuantificar pero se traducen, principalmente, en un aumento de tráfico (aumento de ventas) y notoriedad web (consolidación marca).

Pero aquí es donde nos encontramos con la gran pregunta, ¿cuánto tiempo debe dedicar nuestra empresa a las redes sociales?
La respuesta, absolutamente evidente para una gran empresa (el necesario), es más compleja para una Pyme. Aunque el 26% dedica una hora al día a estas tareas, y el 58% se conforma con sacarle 10 minutos a la jornada laboral para estos menesteres, la noticia esperanzadora es que el 90% tienen claro que deben incrementar su atención a su estrategia de marketing en las redes sociales.
No es fácil para una Pyme, y menos en estos momentos, no ya disponer de un departamento, sino poder pagar el sueldo de un especialista en redes sociales para gestionar todos los quehaceres diarios de la empresa en este campo.
Por eso cada vez más las Pymes delegan la gestión de estas tareas a asesorías de contenidos, los cuales se dedican exclusivamente a estos servicios, o los Market Place donde se ofrece además, una gestión integra de las ventas por internet.

Estos últimos están cada vez mas en boga, debido a la relación coste/servicios que podemos llegar a encontrar, así como a la facilidad con la que podemos obtener una buena visibilidad en la red, sin la necesidad de una gran inversión, ni de un departamento informático en nuestra empresa.

Podemos concluir diciendo que, tan importante es estar de forma activa y actualizada en las redes sociales, como que ello no suponga una rémora demasiado importante para nuestro negocio.

¿Como llegan los consumidores a nuestra página web?

Según el último informe de la Forrester Research que lleva por título “Cómo los consumidores encontraron las páginas web en 2012”, las empresas deberían tener muy en cuenta el camino que siguen dichos consumidores para poder perfeccionar las campañas de marketing que se pongan en marcha.

El informe se ha elaborado en base a una encuesta online, realizada a 31.000 estadounidenses y 2000 canadienses, entre los 18 y los 90 años de edad. Los resultados obtenidos, son muy interesantes, especialmente para los responsables del marketing digital de las empresas.

El primer dato que se puede extraer, es que hasta hace unos años cuando un consumidor quería llegar hasta una página web, o bien sabía la dirección exacta o utilizaba un motor de búsqueda. Actualmente, ese mismo consumidor puede encontrar cualquier página en multitud de plataformas y fuentes.

En esta línea el estudio constata que, mientras en 2010 el 61% de los usuarios utilizaban los resultados “naturales”, en 2012 el porcentaje se redujo al 54%. Así mismo, han aumentado del 18 al 32% y del 10 al 32%, el impacto de las redes sociales y los resultados de búsqueda pagados, respectivamente.

Del informe también podemos concluir que a mayor juventud, más preferencia por encontrar las páginas deseadas de nuevas maneras. El 50% de los jóvenes entre 18 y 23 años prefieren las redes sociales, mientras que en el siguiente tramo de edad, entre los 24 y los 32 años, ese porcentaje baja hasta el 43%.

Otras maneras de para localizar páginas web son mediante correos electrónicos, enlaces desde otras páginas, programas de televisión, recomendaciones de familiares y amigos, y la manera que más ha aumentado y en la que nos vamos a detener: el “discovery marketing”.
El “discovery marketing” es definido por Forrester como el posicionamiento de una marca o producto en el camino de búsqueda de un consumidor por varios canales, no sólo un motor de búsqueda.

Pero para que una empresa pueda alcanzar este nivel, debemos tener ciertas cosas en consideración.
Para poder utilizar una táctica de “discovery marketing”, las empresas deben apostar por una nueva idea, algo que no estén llevando a cabo en estos momentos. Según Forrester las empresas tienen tendencia a dirigir sus esfuerzos a solamente aquello que saben que empujan sus ventas, como por ejemplo el coste por click, en vez de indagar por otros métodos de llegar al cliente.
El siguiente paso es alejarse de dichos métodos “tradicionales” y experimentar con nuevas estrategias más colaborativas. Para poder realizar acciones de “discovery marketing”, las empresas deben centrarse en tres áreas básicas:

Qué es lo que los consumidores buscan, teniendo en cuenta los términos utilizados.
Las fuentes utilizadas por las empresas para llevar hacia una página web.
Las tendencias en las necesidades del consumidor, para que este pueda ser tratado de forma individualizada.

Llevando todo esto a cabo, las empresas podrán entender mejor a sus clientes, saber cuales son las herramientas que estos utilizan y como las utilizan en cada paso del camino, y en base a esto podrán desarrollar una mejor estrategia de marketing.
Forrester afirma que, si más empresas implantaran una sección de “discovery marketing” en sus estrategias online, en poco tiempo cambiaría la perspectiva global de lo que es una búsqueda, obligando a empresas como Apple o Google, a desarrollar más rápidamente de lo que hacen ahora, aplicaciones y software apropiados.

7 acciones para el desarrollo de contenidos.

Que debemos apostar por los contenidos en nuestra página web, blog o otras herramientas online, es algo que las empresas tienen cada vez más claro. Hoy os vamos a recordar cuales son las siete acciones básicas para consolidar unos contenidos atractivos.

Interactuar.

Nuestro sitio web no solo debe mostrar archivos, información o fotos, sino que deben pasar cosas. Debemos poder visualizar videos; participar en concursos, promociones u ofertas; comprar o recibir información de donde hacerlo; rellenar formularios para darte de alta en algo;…debemos intentar que el visitante pase el mayor tiempo posible en nuestra página o incluso recomendarla.

Optimizar.

No es lógico que tengamos una página web interactiva, moderna, atractiva,…pero que no la podamos visualizar en smartphones o tablets. Estos dispositivos, ya superan a los dispositivos habituales a la hora de realizar consultas online, por lo tanto debe ser una de nuestras prioridades.

Personalizar.

Utiliza un lenguaje directo para recibir una respuesta directa. Eso te dará una idea de como esta desarrollando su cometido tu página web. Además, piensa que las redes sociales son una herramienta fantástica para delimitar aún más el perfil de tus usuarios.

Innovar.

Idea cosas diferentes, piensa donde puede haber un nicho de mercado nuevo, cuanto más abarques más posibilidades tendrás de llegar a más gente.

Actualizar.

Un web con los mismos contenidos, es como una tienda con el mismo escaparate: no llamará la atención a nadie. Debemos tener una página donde los contenidos se renueven constantemente, eso sí, en función de nuestras posibilidades. Si no tenemos nada que ofrecer ni tiempo para hacerlo no renovemos los contenidos dos veces al día, pero si debemos hacerlo con la suficiente frecuencia para que nuestros visitantes quieran repetir pronto.

Relacionar.

Intenta enlazar lo máximo posible, dentro de un orden, con otros sitios dentro y fuera de tu web, para ser considerado un blog de calidad en los buscadores y para que los que tu enlazas te devuelvan el favor y te enlacen a ti.

Agradar.

Si tus contenidos son buenos, la gente se los descargará, retweeteara, compartirá, mencionará o aconsejará. Un retweet a 30 personas, y que estos a su vez lo retweetéen o lo marquen como favorito, puede darte más visibilidad que otras acciones más costosas.

Recordad que para llevar a cabo todas estas acciones, debemos hacerlo a través de gente formada en estos campos. Dependiendo de la capacidad de nuestra empresa, podremos formar un departamento en nuestra empresa, contratar una asesoría especializada o ponernos en manos de un Market Place.

Estrategia Online, aspectos que tratar.

Es conocido por todos, que la buena reputación de nuestra empresa cuesta tiempo y trabajo levantarla y que, por el contrario, tan solo son necesarios dos minutos o una mala decisión para perderla por completo. Las redes sociales tienen la virtud o defecto de ampliar y dar velocidad a los procesos antes comentados.
Como ya hemos comentado anteriormente en este blog, es imprescindible para nuestra empresa tener un buen conocimiento de los entornos y plataformas que vayamos a utilizar, para así disponer de una planificación estratégica, adecuada a nuestras necesidades.
Actualmente muchas empresas tienen aún serios problemas para trabajar correctamente en las redes sociales, lo que puede acarrearles problemas de imagen innecesarios, tan difíciles de solventar.

Desde aquí creemos que las empresas deben llevar a cabo acciones de marketing online y de redes sociales, pero sabemos también que esto supone un gasto que no todas las empresas están en condiciones de asumir actualmente. En este punto nos gustaría introducir la figura del Market Place. Es una manera económica y fiable de subcontratar estas tareas, además de otros servicios.

¿Cuáles son los aspectos que más debemos tratar?

1. Gestionar adecuadamente las redes sociales y comunidades. No solo debemos tener visibilidad, sino que esta debe ser actualizada, interesante, con calidad y ágil en la manera de interaccionar con los usuarios.

2. Una página web moderna y funcional. Intentemos que nuestra página corporativa no quede obsoleta o cumpla solamente la función de cartel informativo. Lo que queremos es una web donde los usuarios (clientes y posibles clientes), pueden interactuar, compartir o comentar cualquier cosa que les apetezca.

3. Seguimiento de nuestra imagen corporativa en la red. Debemos estar atentos a todos los comentarios (que podamos), que se realicen el la red o redes sociales sobre nuestra empresa. Como ya hemos comentado, no cuesta nada que se cree una mala imagen sobre nosotros, a veces sobre un mal entendido, un infundio o directamente una calumnia. En este punto solo nos sirve la monitorización y la vigilancia.

4. Adaptación a smartphones. A día de hoy, las búsquedas locales online, ya suponen más del cincuenta por ciento, y esta cifra a buen seguro, no hará más que aumentar en los próximos años. Por lo tanto, nuestra página debe estar optimizada para móviles y más importante, incorporar una estrategia en esta dirección.

5. Dinamización 2.0. Debemos aprovechar las redes, para ser más interactivos. Concursos, retos, propuestas, promociones,…en resumen: sed activos.

6. Utilizar la geolocalización. No es útil para todas las empresas, pero es una herramienta a tener en cuenta, sobre todo si somos empresa de servicios. Aplicaciones como Google Places, Foursquare o Yelp, asi como estar ubicados en diferentes guías o mapas digitales, nos van a dar una serie de opciones que debemos contemplar y desarrollar.