Inbound Marketing

La mayoría de gente que dispone de una tienda online, vive obsesionada por conseguir cuantas más visitas mejor, o dicho de otra forma, en aumentar el tráfico.

Aunque es una motivación lógica, nos debería preocupar más como convertir ese tráfico en negocio.

El principal problema de las tiendas online es que no son ideales para captar el tráfico. En el comercio convencional disponemos de escaparates, carteles, luces, así como otros tipos de reclamos para llevar a cabo esa captación, pero en el comercio online un posible cliente buscará un producto, verá nuestra ficha de producto, y por muy bien hecha que ésta esté, debe competir contra docenas de fichas de otras tantas tiendas.

Solamente disponemos de un instante, (el preciso momento en el que nuestro potencial cliente está decidiendo adquirir el producto), para que piense en nosotros.

 

¿Que hacer para que nuestro público/target nos conozca?

 

La solución más sencilla, pero de largo la más cara, es la publicidad masiva. Nosotros hablaremos de otro método, más económico y con más margen para desarrollar diferentes estrategias dependiendo de nuestros intereses en cada momento. Estamos hablando de un blog (o videoblog).

Para que éste sea valioso, debe ofrecer información de calidad, información interesante y , sobre todo, que sea útil para nuestros visitantes.

De no reunir estas características, no obtendremos lo que realmente buscamos con el blog: suscriptores. Un suscriptor es alguien que nos cede cierta información personal, entre ella algo que nos resultará muy útil, su email.

Cuando ya dispongamos de una cantidad importante de emails, podremos iniciar nuestras campañas de email marketing. No confundamos con lanzar mails indiscriminadamente, eso es spam y no es nuestro negocio. Lo que realmente buscamos, es entablar una “relación” con nuestro público/target para poder evaluarlo y segmentarlo.

Una vez conseguido esto, podemos hablar ya de clientes potenciales, los cuales a su vez debemos ser capaces de convertir en clientes reales, en la siguiente fase.

 

Así pues, antes de empezar con todo esto debes preguntarte.

 

-¿Estás preparado para conseguir suscriptores?

  Tienes que trabajar en el blog, manteniéndolo al día y preocupándote por sus contenidos.

-¿Ofreces algo a cambio de la suscripción?

  La gente no te dará su email a no ser que ofrezcas algo a cambio. Sé creativo, piensa en

  soluciones originales e imaginativas.

-¿Tienes pensado cómo relacionarte con tus suscriptores?

  Piensa con que frecuencia y con que grado de personalización vas a comunicarte con tus

  suscriptores. Recuerda que el objetivo es que piensen en ti cuando vayan a realizar una

  compra, no que se aburran de nosotros.

Valoración clientes

Incrementar la tasa de conversión es el objetivo prioritario de todo propietario de una tienda online. Que los visitantes se conviertan en clientes no es una tarea fácil pero, evidentemente, no imposible.

Tener conocimiento de las opiniones de los clientes es una de la maneras de conseguirlo.

Para el usuario de e-commerce, acostumbra a ser importante saber la opinión de usuarios del comercio, con lo que disponer en la tienda online de funciones como la valoración de un producto o servicio, mediante puntuación o texto, ayuda en la decisión de compra de otro cliente.

Debido a que las opiniones de los clientes son muy importantes en el e-commerce, seguidamente enumeraremos los seis puntos que, bajo nuestro criterio, necesita saber sobre las valoraciones de un cliente de tienda on-line:

1. Para la mayoría de la gente, el valor de la opinión de gente conocida, es el mismo que para gente desconocida.

2. En la gran mayoría de internautas aumentan las probabilidades que compra, si un producto ha sido valorado positivamente.

3. La valoración del producto suele afectar de dos maneras a nuestro negocio: aumenta el volumen de ventas, así como el importe medio por “cesta de la compra”.

4. Creemos que es una buena política facilitar a los clientes la redacción de las valoraciones, sin obligarles a rellenar formularios ni a que se registren.

5. La tienda debe reaccionar de forma ágil, rápida y contundente a las valoraciones de los usuarios. Aprovechar cuando estas valoraciones son positivas y actuar cuando son negativas. Estar atentos a cuando una opinión es generalizada en un sentido u otro.
6. No entrar nunca en discusiones con opiniones desagradables. Contestar siempre de forma correcta y seria, procurando utilizar argumentos irrebatibles, nunca suposiciones o excusas.