Debido a que Marketing Online es un concepto nuevo y que aúna varias disciplinas, y a que existen muchas herramientas de las que solo nos ‘suena’ el nombre, muchas empresas siguen reacias a dar el primer paso en este campo. No sabemos si debéis o no dar ese paso, (cada organización tiene sus propias necesidades), pero lo que intentaremos es que tengáis claro hacia donde os lleva realizarlo.

Ante todo, y en esto si que podemos generalizar, no se debe ver el Marketing Online como una herramienta solo para vender o aumentar nuestra facturación. Existen muchas acciones orientadas a consolidar nuestra marca, a mejorar nuestra comunicación con el usuario, a sondear las necesidades del mercado, …que nos debemos plantear llevar a cabo. Internet es una puerta abierta a incrementar nuestros beneficios, pero también a desarrollar y/o consolidar nuestros proyectos.

Os queremos comentar unas cuantas acciones, que debido a su bajo coste, nos pueden servir para lograr nuestros objetivos en la web.

1.Nuestra web será la esencia de nuestro Marketing Online. Nuestra web debe encajar perfectamente con lo que tan de moda está ahora llamar ‘experiencia de usuario’. Un diseño atractivo, que case con nuestra imagen corporativa, más una navegación intuitiva, con contenidos de calidad y actualizados, debiendo estar adaptada a los dispositivos móviles. Teniendo estas características como base, ya podemos desarrollar otros factores: mejorar funcionalidades, escrutar los hábitos de nuestros clientes, analizar que hace la competencia, …
2.Es muy importante posicionarnos. Una vez nuestra web está ofreciendo lo que planteábamos en el primer punto, y empezamos a analizar la información que recibimos, debemos aspirar a tener el mejor posicionamiento SEO posible. Esta tarea requiere tesón y paciencia, ya que para lograrlo deberemos ser constantes y seguramente nos tocará rehacer partes de nuestra web para que encajen perfectamente con los criterios SEO.

3.Adaptémonos al nuevo entorno móvil. Cada vez es mayor el tráfico en internet que se genera a través de dispositivos móviles (actualmente hay estudios que lo cifran hasta en un 30%), por lo tanto nuestra web debe, ante todo, estar estructurada de forma ‘responsive’, es decir, que se adapta a dichos dispositivos, o bien contar con una versión para ellos. Existe también la opción de crear una App para estos dispositivos. Es una inversión mayor, pero también nos proporcionará más datos y oportunidades mucho mayores

4.Planifiquémonos antes de dar el paso. Aunque seguramente nuestro plan de Marketing Convencional y el plan de Marketing Online no coinciden ni necesitan los mismos esfuerzos, intentemos planificarlo todo desde un único plan de Marketing General, donde pueden convivir ambos y donde será más fácil coordinarnos todos. Un único empuje, para ir en una única dirección.

5.Los contenidos forman parte de la estrategia. A día de hoy, para hacer branding, el contenido resulta básico. Con ellos llamaremos la atención sobre los productos/servicios de nuestra empresa. A eso debemos sumarle, que cada vez más a menudo, es el propio cliente quién quiere interactuar con nosotros y no al revés. Por lo tanto, debemos intentar, dentro de unos objetivos reales, sintonizar el perfil de nuestro ‘target’ con los formatos de nuestros contenidos.

6.Aparecer en todas las redes sociales. No nos limitemos a las redes profesionales. Es cierto que requerirá de un esfuerzo extra (dotar de contenido continuamente, debemos interactuar a menudo y en tiempo real, gestionar malos comentarios, …), pero los beneficios son cada día mayores: imagen de marca, modernidad, servicio al cliente, …

7.Medir y monitorizar. La gran ventaja que nos ofrece este medio, son las innumerables herramientas gratuitas que se nos ofrecen, para analizar el comportamiento, gustos, anhelos, …de nuestros usuarios. Una cantidad realmente enorme de datos que debemos analizar si o si. Un escrutinio exhaustivo y fiable de estos datos nos harán dar un salto importante en pos de la comprensión de hacia donde debemos dirigir nuestras campañas.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 169 user reviews.

La mayoría de comercios tradicionales o han dado el salto al comercio on line o se lo están planteando. Las primeras dudas surgen al orientar nuestra tienda on line: ¿mantenemos la linea de negocio igual o la cambiamos?, ¿que sea únicamente una complemento a la tienda física o le damos entidad propia?, …Sea cual sea nuestra decisión, lo primero que debemos tener en cuenta es que el paso requerirá un periodo de adecuación con lo que deberemos tener en cuenta varios elementos, para intentar evitar, en la medida de lo posible, al dar el salto al comercio on line.

Ante todo constatar que estamos en unos momentos complicados, a nivel económico, para tomar una decisión. El ahorro a medio plazo que supone un e-commerce así como el aumento del público objetivo, a veces no compensa el esfuerzo económico inicial que debemos hacer. En ese aspecto no podemos ser cortoplacistas e intentar ver ese punto como una inversión, no como un gasto. Si no creemos conveniente asumir el gasto que representa una tienda on line, siempre hay opciones más económicas como por ejemplo los market places.

Puntos a tener en cuenta aldesarrollar nuestro e-commerce.

1. Es un comercio nuevo. Tengamos en cuenta que si nos limitamos a volcar el catálogo de nuestra tienda física, estaremos perdiendo oportunidad de negocio. El comercio electrónico amplia nuestro público objetivo, y nos permite conectar con posibles clientes que esperan una experiencia diferente de la que pueden obtener visitando nuestro comercio físico.

2. Los márgenes cambian. Debemos recalcular nuestro margen de beneficio, normalmente a la baja. Si poseemos una estructura con nuestra tienda física que podemos aprovechar, los gastos en nuestro e-commerce se reducen, con lo que podemos estrechar el margen de beneficio para poder ser más competitivos.

3. Atención a la protección jurídica del cliente. Sin ser nada que no debas tener en cuenta en tu negocio tradicional, si debes saber que hay algunas diferencias y que la información que debes proporcionar al cliente es diferente. Tenlo en cuenta a la hora de cerrar tus ventas on line.

4. Calidad de servicio. Esta debe ser superior, si cabe, a la de nuestro comercio tradicional. Los efectos negativos que produce un cliente descontento, no son comparables entre los dos ámbitos. Una crítica negativa en las redes sociales o blogs, puede causarnos una merma en nuestra imagen de marca difícil de restituir. Ante la queja de un cliente es básico atender, explicar y solucionar, con agilidad y rapidez.

5. Dinamismo en promociones. Ya no debemos esperar a las épocas de rebajas para colgar el cartelito y esperar para volver a quitarlo. Debes ser dinámico creando promociones, concursos, liquidaciones de stocks, …lo que se te ocurra para demostrar que tu tienda on line tiene actividad y está ‘viva’. Un consejo: el excedente en tu tienda física puede tener una muy buena salida on line con un poco de imaginación y análisis.

6. Más trabajo de posventa. A diferencia del comercio tradicional en el que todo el esfuerzo comercial nos lleva al punto final (la compra), en el comercio on line la compra no deja de ser un paso intermedio. existen una serie de procesos que debemos cerrar una vez el cliente se dipone a pagar su compra como el pago seguro, envíos eficaces de mercancías, un buen seguimiento, etc.

7. Amplia el número de referencias. Ello no implica necesariamente ampliar el stock, pero si que el público en internet espera una gama más amplia de productos. Cuanta más oferta podamos ofrecer más posibilidades tendremos que acabe llevándose un de nuestro productos.

8. Logística a la inversa. Hasta ahora tu única preocupación era como hacer llegar los productos a tu negocio, de lo cual normalmente se encarga elproveedor. Ahora debes saber como gestionar los envío, optimizando al máximo los gastos que se generen al respecto. Una buena venta se puede convertir en una pésima, si no se lleva a cabo una buena gestión de la logística.

9. Busca el punto de conexión de tus comercios. Con todos los puntos anteriores queremos remarcar que tu comercio on line y tu tienda física son cosas diferentes y por lo tanto las necesidades que tienen también lo son. Eso no implica que no existan una serie de puntos en común que debes identificar y explotar. Hemos comentado que el comercio on line puede ser una salida para el producto de la tienda física, pero también puede ser un escaparate mayor, una nueva motivación para el equipo original, un tester de posibles lanzamientos, campañas o nuevas lineas de producto, …

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 244 user reviews.

Eres un pequeño empresario que debe dedicar muchas horas al marketing online, pero dispones de pocos recursos, una gran carga de trabajo y objetivos reales de crecimiento. Ahí están tus grandes competidores que disponen de más gente, más dinero, y cuya marca aparece por todas partes. ¿Podemos competir contra eso?

Ante todo debemos saber los puntos donde tenemos ventaja :

Recursos Humanos: Normalmente, en los equipos pequeños, existe la tendencia a emplear a personas más versátiles, acostumbrados a los cambios rápidos y que incorporan nuevas tareas y habilidades sobre la marcha.
Imaginación: Con pocos recursos aumenta la creatividad. Si solamente puedes permitirte una campaña se hará lo posibles para dar con la que más se ajusta a tus necesidades.
Agilidad: Las organizaciones más pequeñas tienen más flexibilidad en los procesos de validación. Ante una oportunidad de mercado desde la planificación a la ejecución se acortan los plazos de tiempo.
Queremos darte cinco ideas para aprovechar al máximo estas ventajas, y así poder plantar cara a tus competidores más fuertes.

1. Invierte en lo que ya dispones.

Contratar gente con una formación específica es un lujo que en las actuales circunstancias es muchas veces inasumible. Localiza el talento en tu empresa, apóyalo y forma a la gente para sacar el máximo partido de ellos. Muchas veces este incentivo extra, fomenta en tus trabajadores una ilusión y compromiso que bien encauzados generan ilusión y creatividad. También dispones de la opción de contratar a terceros para campañas puntuales, que aunque no se ajusta a nuestro objetivo de minimizar los gastos, siempre será más económico que contratar personal formado.

2. Usa herramientas adecuadas.

Por ejemplo, si te dedicas a la venta de productos, una herramienta interesante son los Market Place. Formar parte de ellos, nos permite posicionamiento, gestión de pedidos, página web, normalmente sobre un porcentaje pequeño de las ventas. Esto supone un ahorro de tiempo y dinero evidente, además de una gestión de las estadísticas sencilla para usuarios neófitos.Mediante el uso de los Market Place equipos pequeños pueden lograr resultados de ingresos, penetración en el mercado y llegar a un mercado objetivo, como si de una gran empresa se tratase.

3. Análisis de datos.

Con un equipo pequeño, a menudo puede suceder que no se disponga de mucho tiempo para analizar si se cumplen los objetivos cuándo realizamos una campaña. creemos que se debe hacer un sobre esfuerzo para realizar este análisis, ya que a las conclusiones que lleguemos le sumamos nuestra experiencia e intuición, podremos afinar mucho más nuestra estrategia cuando lancemos la siguiente campaña. Las grandes compañias funcionan de otra forma: la campaña a funcionado si, continuamos por este camino; no, cambiamos de estrategia.

4. Aliar departamentos de marketing y ventas

En las estructuras pequeñas, estos dos departamentos técnicamente no operativamente, se podrían unificar en uno solo: ingresos.Actuar de forma conjunta, con un contacto fluido, permitirá al área de marketing afinar mejor las campañas, ya que recibirán el feedback y sugerencias de forma directa e inmediata.

5. No insistir en causas perdidas

Aunque parece una cosa obvia, en las grandes empresas, los egos y jerarquías a veces llevan a insistir en campañas que están condenadas al fracaso. Desde nuestra pequeña estructura tenemos más agilidad para modificar, mejorar o incluso cambiar las normas a mitad de la partida. Por eso es importante el concepto de equipo, (no acierta uno, acertamos todos; no falla uno, fallamos todos), y que la información fluya constantemente. Si lo analizamos bien, nos daremos cuenta que disponemos de multitud de canales de donde recibir información, debemos pues recabarla, analizarla y compartirla.

A modo de resumen, podríamos decir que: seamos ágiles, disciplinados, optimicemos y compartamos toda la información, para poder plantar cara a compañías con más recursos que nosotros.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 242 user reviews.

En el año que dejamos atrás, hemos sido testigos de grandes cambios en las redes sociales: el gran impulso de Instagram como plataforma para generar relevancia, la consolidación de Pinterest como fuente de tráfico referencial, la salida a bolsa de Twitter, los cambios en LinkedIn.

Creemos que ahora es un buen momento, no tanto para hacer balance (ese ejercicio debería ser obligatorio cada cierto tiempo), sino para intentar deducir hacia donde se encaminan las redes sociales y adaptar nuestras futuras estrategias hacia esos movimientos.
Hoy recogemos algunas opiniones de nuestros colaboradores y os las exponemos, para ver si os pueden servir de orientación para intentar prever lo que nos deparará este nuevo año 2014.

Las redes sociales se reafirmarán como la mejor vía para crear marca, fidelizar al cliente, impulsar las ventas y favorecer el acercamiento al cliente. Si nos seguís habitualmente en el blog sabréis que somos unos firmes defensores de las redes sociales para llevar a cabo estas tareas, pero creemos que durante el 2014 estos puntos se van a fortalecer y si tu empresa no quiere quedarse atrás, no puedes dejar pasar más tiempo sin estar en las redes sociales. Se han convertido en un canal de comunicación directo, donde el cliente se siente bien, donde es tratado de igual a igual y donde espera encontrar soluciones de forma rápida (aunque no sean definitivas). Estas tareas, que implican agilidad de respuesta y una actitud proactiva en la identificación y resolución de problemas, facilitan la comunicación directa e instantánea, derribando las barreras entre empresa y cliente.

Las redes sociales podrán demostrar su verdadero ‘valor’. Desde este blog, también hemos reconocido la dificultad para calcular el retorno de la inversión hecha por una empresa en campañas en redes sociales. Cada vez más, y creemos que en 2014 va ser la consolidación definitiva de estas, disponemos de herramientas para calcular este retorno.

El fenómeno Twitter como segunda pantalla. Debido a las características particulares de Twitter, la hacen una herramienta de integración de las redes sociales y la actividad televisiva única. Los usuarios combinan ya ambas actividades de forma natural, lo cual supone una oportunidad para las marcas de combinar ambos medios para llegar al público objetivo. Servirse de las redes sociales para fomentar el engagement en tiempo real, es un concepto que debe afianzarse.

Las redes sociales bien gestionadas serán una herramienta poderosa en manos de las pequeñas empresas. Las grandes empresas ya han descubierto el potencial y las posibilidades de las redes sociales, 2014 será el turno para las pequeñas y medianas empresas. La gran ventaja es que el medio online equipara las fuerzas. No existen grandes ni pequeños, poderosos o débiles, todos actúan de igual a igual, y tienen las mismas posibilidades de llegar al público objetivo. La diferencia se encuentra en la capacidad de cada uno de realizar campañas que fomenten el engagement con una estrategia efectiva a un publico objetivo.

Los smartphones se covertirán en el medio más utilizado para acceder a las redes sociales. Se calcula que en 2014 se llegarán a los 1.700 millones de smartphones en todo el mundo, y si bien aún quedará mucho campo que recorrer, estos se consolidarán como la forma preferida por los usuarios de acceder a las redes sociales.

Se intentará controlar la mensajería instantánea. Directamente relacionado con el punto anterior, las grandes empresas en las redes sociales, Facebook, Twitter, Instagram, Skype, …han dado pasos hacia mejorar la mensajería instantánea, incluyendo llamadas, posibilidad de adjuntar fotos en mensajes directos, enviar fotos directamente de forma privada, etc. Una batalla en favor de la fidelización de los usuarios, donde el móvil juega el papel central.

Una imagen vale más que mil palabras. No por antigua dejará de ser vigente esta frase en 2014. Twitter ya previsualiza las imágenes en los tuits, Facebook ha hecho varias modificaciones en el fin de ofrecer mayor protagonismo a la imagen. Ésta es asimismo una de las claves del éxito de Pinterest o Instagram. La imagen será la protagonista en las redes sociales, y si bien el vídeo está teniendo algunos problemas, el cuidado de las imagenes será clave para tener gran repercusión en las redes sociales.

Personalización del mensaje. A diferencia de otros medios donde lanzamos un mensaje a quien quiera recogerlo, las redes sociales nos permiten personalizar al máximo nuestras campañas así como el mensaje que queremos ofrecer. Son canales abiertos a la conversación, con lo que el feedback es instantáneo. Además, debemos explotar el hecho que el perfil general de usuario de cada red, y dentro de cada red conviven diferentes subperfiles, tienen diferentes inquietudes y formas de recibir nuestra información.

La gestión de las redes sociales se profesionalizará. Si realmente queremos tener una buena presencia en las redes sociales, debemos profesionalizar su gestión. con esto no queremos decir que debamos contratar un community manager si nuestros recursos deben ser invertidos en cosas más prioritarias, pero si debemos huir del concepto: “a las redes sociales le dedico una hora los martes por la tarde y me lo quito de encima”. Debemos ser constantes y flexibles. Dedicarles ni más ni menos que el tiempo que éstas necesiten, teniendo en cuenta que son canales de comunicación vivos e instantáneos.

Salud y un feliz 2014 desde el equipo de Mithosis.

Average Rating: 5 out of 5 based on 266 user reviews.

Desde este blog hemos intentado transmitir la importancia de integrar las redes sociales a nuestras estrategias de marketing, poniéndonos en la piel del usuario: como gestionar los contenidos, campañas de atracción, respuesta a las dudas, usabilidad, …Hoy, sin embargo, vamos a intentar ponernos en la piel de las empresas e intentaremos entender porque el 90% de las mismas no consigue recuperar el esfuerzo económico invertido en dichas redes. Que las redes sociales han revolucionado la comunicación entre las personas, es un hecho incontestable. Incluso han cambiado nuestros hábitos al realizar acciones tan habituales como mirar la tele y nos servimos de ellas como herramienta de presión al poder unir opiniones de mucha gente en un solo espacio pero, ¿que funciones pueden encontrarle a estas redes sociales las empresas?. En estas épocas de crisis, las empresas lo tienen claro: el uno marketing con sentido es aquel em el que invierten 100 y consiguen 150 de vuelta. En contraposición a esta idea, las redes sociales devuelven engagement, fidelización, posicionamiento, conocimiento de marca, …conceptos nada fáciles de darle una traducción económica. Un post hablando bien de nuestra empresa, un me gusta, un retwit, cosas que desde dentro de las redes sociales nos parecen importantes, llevados al contexto de recuperación de una inversión, carecen de sentido. Según diferentes estudios norteamericanos, la mayoría de las redes sociales están siendo usadas para “entretener”, es decir, no las utilizamos para conseguir amistades, tomar decisiones o cerrar negocios, sino para pasar el rato, descubrir tendencias y observar a los demás. Linkedin o Pinterest, saldrían un poco de esta descripción. No es menos cierto que, seleccionando el canal adecuado, nuestra empresa puede sacar partido de estas redes sociales, especialmente si ésta se dedica al ocio, a sectores donde haya un cierto vínculo de emoción (psicología, ONG, …), artículos de compra compulsiva, asesoramiento, etc. Entonces, si mi empresa no esta vinculada a ciertos sectores ¿debo renunciar a estar en los Social Media?. Como comentábamos un poco más arriba, si nuestro objetivo es una ganancia directa de dinero por la inversión realizada, mejor no estés. Si nuestro objetivo, por el contrario es afianzar nuestra imagen de marca, nuestra posición en el mercado, tener visibilidad a un coste razonable, apostemos sin duda por las redes sociales.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 202 user reviews.

Cupones de descuento y ofertas

Los que seguís este blog sabéis lo ‘pesados’ que somos con los contenidos como herramienta para atraer usuarios. Si bien somos firmes defensores de estesistema, (creemos que además de captar también fideliza), no podemos obviar que en los últimos tiempos los cupones de descuento y las ofertas se están imponiendo como método de captación de clientes.

 

Existen estudios que dicen que para tres de cada cuatro consumidores el principal motivo que les lleva a unirse a una comunidad, hacerse seguidor de una marca o descargarse una aplicación (especialmente en dispositivos móviles), son los descuentos, ofertas o la posibilidad de acceder a muestras gratuitas.
No es menos cierto que este tipo de usuario cuesta más de fidelizar, salta de oferta en oferta, y la única manera de conseguirlo es mediante la calidad del servicio.
Si analizamos un poquito más estos estudios, nos dicen también que en las nuevas redes sociales es donde hay un mayor numero de lanzamientos de ofertas y descuentos, alcanzando en ellas hasta un 67% más de clicks que el resto de recursos, por encima de concursos o sorteos que se quedan en un 40% aproximadamente, dejando muy lejos, en un 20%, a los vídeos. Estos últimos, han caído en desgracia, en parte por culpa del mal uso que se les está dando en la actualidad, por ejemplo su reproducción automática en el time line de facebook.

Otro aspecto a tener en cuenta de este tipo de acciones, es la inmediatez con la que podemos analizar el impacto de las campañas. En los días / semanas siguientes a la finalización de los cupones o de las ofertas, ya disponemos de todos los datos para saber si las campañas son más o menos efectivas, si hemos llegado al target que deseabamos, si económicamente ha sido rentable, …

No queremos acabar este post, sin transmitiros la opinión que este tipo de acciones, sin ser incompatibles con otras y sin llegar a saturar a los usuarios, pueden ser un buen canal para captar clientes, pero para fidelizarlos, debemos dotar de buenos contenidos nuestra página web.

Average Rating: 5 out of 5 based on 279 user reviews.

Que el comercio electrónico, en nuestro país, aún está en fase de desarrollo, lo demuestra el hecho que, mientras en el Reino Unido, el 82% de los internautas utiliza el e-commerce, en España nos situamos a penas en el 40%.
Ante todo, esta cifra nos dice que tenemos mucho camino que recorrer, pero por otro lado que podemos avanzarnos a la competencia y disfrutar de una situación de ventaja respecto a ellos.
Debemos tener muy claro que los usuarios vuelven a aquellas páginas donde han tenido previamente una buena experiencia, y que de estos, 3 de cada 4 se decantan por comprar en páginas donde pueden encontrar fácilmente el producto que buscan.
Según un estudio de LivePerson, veremos cuales son las principales razones que llevan a los usuarios a comprar en un sitio determinado o, por el contrario, a rechazar dicha web.
Uno de los aspectos que más valoran los usuarios, un 74%, es que la navegación por una página sea rápida, intuitiva y con una información clara. Si nuestra página cumple estos requisitos, aproximadamente el 64% de los usuarios preferirá visitar nuestra web cuando vuelva a realizar alguna búsqueda.
Como ya hemos comentado en alguna ocasión, la opinión de los demás nos influye, pero en el caso del e-commerce, este punto es primordial. El consumidor tiene en cuenta la recomendación de un sitio web de confianza, en torno al 45%, pero este porcentaje se dispara hasta el 75%, si la recomendación viene de otros usuarios a través de las redes sociales.
Otro aspecto que cada vez más valoran los usuarios, es la personalización de la experiencia. Sugerencias adaptadas al cliente, basadas en compras anteriores, o en el histórico de navegación, o incluso ofertas personalizadas usando estos parámetros, incrementan la fidelización entorno al 30 %. Si tenemos en cuenta que esta no es la única arma de la que disponemos para lograr dicha fidelización, veremos que es una buena opción, fácil de conseguir con los medios actuales.
En otro ámbito colocaremos la experiencia a través de dispositivos móviles. Si bien es cierto que, solamente, alrededor del 14% de los estudiados valoraban como algo imprescindible la optimización móvil, el 88% recoge como algo negativo una mala adaptación a estos dispositivos. Es decir, una buena experiencia no nos incrementará en mucho la conversión a clientes, pero una mala experiencia seguro nos descarta muchas compras.
En el último post, ya se habló del abandono del carrito de la compra, pero dejadme que os recuerde que, el 75% de las compras se interrumpen por malas experiencias de navegación: poca usabilidad, información poco clara, lentitud para encontrar los productos, errores o problemas en la navegación y, sobre todo, la aparición de gastos inesperados o sobrecostes.
Para acabar, volveremos a hacer hincapié en un punto: ofrezcamos una buena experiencia global, para que la ratio de visitas / compras sea óptima.

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 155 user reviews.

Desde este blog intentamos dar consejos para que el usuario potencial se convierta en usuario efectivo de las experiencias que le ofrecemos y acabe siendo cliente de nuestros servicios o productos.
Es en este último paso donde nos vamos a centrar en este post.
Llevamos a cabo una buena campaña de marketing online, dotamos de unos buenos contenidos nuestra página, ofrecemos una buena experiencia al usuario y en el último momento el usuario abandona la compra. Hay estudios que cifran en un 55% el número de usuarios que abandonan las compras online.

Intentaremos dar unos consejos para que estos casos sean los menos posibles y que la ratio de usuarios/compras sea lo más alta posible y rebajar el porcentaje de abandono.

En primer lugar debemos proporcionar la máxima usabilidad posible al usuario, así como evitar los problemas técnicos que puedan dificultarla. La compra debe ser una experiencia amena y divertida, no un cúmulo de problemas técnicos y complejos procesos que hagan desistir al usuario. Debemos evitar largos formularios e información que no aporte nada. Cuanto más sencillo, más efectivo.
Adaptemos las operaciones a los diferentes dispositivos. Es cierto que actualmente podemos llevar a cabo cualquier operación desde diferentes dispositivos, ¿pero alguien se plantea una compra, por ejemplo, en el supermercado, desde nuestro smartphone, sin disponer de la opción de tener una lista de la compra guardada?. Facilitemos la experiencia a cualquier usuario, desde cualquier plataforma en cualquier momento.
Para llegar a este punto debemos trabajar con el usuario en nuestra mente. Que quiere, que necesita y sobre todo, que le podemos aportar para que todo el proceso sea igual de emocionante y gratificante. El usuario, así mismo, debe tener acceso en todo momento a soporte y ayuda para solventar las dudas que le puedan surgir.

Estas mejoras pueden ser puestas en práctica, sin que el usuario las advierta, pero además podemos realizar acciones directas para que este perciba nuestro interés en lograr su satisfacción.

Acciones como establecer una política de envíos gratuitos, (a partir de cierto importe en su defecto). Si operativamente no nos fuera posible, debemos informar del coste de los portes lo antes posible y de forma clara y concisa.
Ofrecer plazos de entrega próximos y flexibles, y de igual forma que con los portes, informar de forma concisa, evitando al máximo los equívocos o errores a la hora de saber cuando va a recibir el pedido nuestro usuario.
Debemos intentar que el usuario lleve la compra hasta el final. Nos ayudara, por ejemplo, ofrecer varias formas de pago. Cuantas más ofrezcamos, menos limitado se sentirá el usuario.
Si llegados a este punto, el usuario decide abandonar la compra, nuestro carrito de la compra, debe permitir guardar la selección realizada hasta entonces, por si el usuario decide reanudarla más tarde.

Estos puntos los podemos resumir diciendo que el usuario debe disponer de la máxima información pero sin llegar a aburrir; debe poder exprimir al máximo la experiencia de compra pero de forma sencilla y debemos proporcionarle el máximo de opciones sin que llegue a ser un laberinto.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 166 user reviews.

Que, para sorpresa de todo el mundo, Pinterest se ha convertido en la red social más efectiva para el comercio electrónico, lo demuestra el hecho que alrededor del 60% de usuarios de dicha plataforma ha adquirido un producto visto anteriormente en Pinterest.
Y no solamente el usuario de Pinterest supera en porcentaje de compra final a los de Facebook o Twitter, sigue 9, 3 tiendas de media frente a las 6, 9 de Facebook, sino que también los supera en importe medio gastado, de 135€-105€ a 60€-45€.

Nacida en 2010, esta plataforma consta ya con más de 70 millones de usuarios, convirtiéndola en la tercera red social más importante.
Para los comerciantes, se ha convertido en una herramienta muy útil, gracias a la potencia visual de la plataforma. Si a ello le añadimos que las últimas actualizaciones nos permiten incluir textos en las imágenes, (por ejemplo precios), nos daremos cuenta que en poco tiempo puede convertirse en la plataforma de referencia donde los usuarios busquen los productos que necesiten.

Como plataforma social, Pinterest ya tiene la capacidad de atraer nuevos clientes, aumentar la notoriedad de nuestra marca, así como generar engagment. Pero además, en lo que Pinterest destaca, es que el tráfico que genera es de más calidad que el de las otras redes sociales.
Otro punto a favor de Pinterest es que el 70% de sus seguidores lo utilizan para orientarse e informarse a la hora de decidir una compra.
Con todos estos datos, podemos llegar a la conclusión que Pinterest, además de ser una plataforma con mucho potencial para el comercio electrónico, es la plataforma ideal donde lanzar nuestras campañas de marketing online.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 183 user reviews.

Si bien el marketing nos enseña a que herramientas, tácticas y medios debemos utilizar para llegar a nuestro público objetivo, igual de útil nos será saber lo que no debemos hacer.
Con ese objetivo colgamos este post, donde expondremos los errores más comunes que se cometen en las tiendas online, y así intentar evitarlos.

Como veréis, la mayoría de errores que usualmente se cometen, en un negocio convencional serían impensables, pero aunque parezca mentira, y más aún cuando sabemos que las ventas online crecen de año en año exponencialmente, estos errores se repiten en muchísimas ocasiones.

Poca comunicación con el usuario. Las redes sociales están pensadas para comunicarnos y no tiene ninguna lógica hacer rellenar formularios, comentarios y cuestionarios a nuestros clientes y que estos no reciban una respuesta o feedback con rapidez. Cuanto más tiempo dediquemos a nuestros clientes más se verá recompensado nuestro esfuerzo.

Datos de envío poco claros. A todos os habrá pasado que después de un pesado proceso para comprar cualquier producto, en el último paso, se os informa que ese producto pasa a costar 5€, 10€ o 20€ más. Este es uno de los principales motivos por los que la gente deja sus compras por finalizar.

Poca claridad e información del producto. Sin agobiar al cliente con datos técnicos inútiles, la falta de información y, sobre todo, la poca información en imágenes, ya sean fotografías o videos, del producto en cuestión, es el mayor motivo de devolución de este. El cliente se forma una imagen del producto que no se corresponde a la que tiene delante al recibir el envío.

No enlazar productos. Debemos dar la posibilidad en todo momento de relacionar la compra corriente con la de otros productos relacionados. Si queremos dar imagen de profesionalidad, dicho ofrecimiento no debe ser automático sino analizado y pensado. El cliente debe sentir que le estamos proporcionando un servicio no que intentamos ‘colarle’ otro producto.

No tener la opción de compra sin registro. Aunque nuestro objetivo es que se registren en nuestra web, debemos dar la opción de hacerlo sin registrarse. Con ello captaremos a clientes reacios al registro y a compras compulsivas, ya que el proceso será mucho más ágil.

No disponer de un buen localizador de productos. Nuestros clientes deben poder localizar el producto que buscan de forma rápida, sencilla y efectiva. Para ello debemos disponer de un buscador, y que este, a su vez, funcione correctamente.

Dar la sensación de opacidad. ¿Por qué esconder o directamente no facilitar nuestra dirección de contacto, si disponemos de ella?. Cuanta más sensación de confianza y seguridad perciban nuestros clientes, más conversiones en compras obtendremos.

Ofrecer las mismas tarifas que en tiendas físicas. Los clientes no entenderán que ofrezcamos lo mismo en nuestra tienda online que en nuestra tienda física. Si disponemos de tienda online es para diferenciarnos y proporcionar cosas diferentes.

Proporcionar información engañosa. Debemos vender lo que ofrecemos, no cosas que se parecen, que las sustituyen o sucedáneos. La fiabilidad y confianza es nuestra gran arma para convencer a nuestros clientes. Y un cliente convencido es una mini campaña de marketing gratuita.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 214 user reviews.